paper-3213924_1920
Susanna Mañé

Susanna Mañé

¿Cómo garantizar la viabilidad de tu negocio tras el COVID-19?

Algunos tips que te pueden ayudar en el corto plazo

 

Actualmente nos encontramos en un entorno de total incertidumbre, nadie sabe cuando acabará el confinamiento, y lo que es peor, nadie saber qué consecuencias tendrá este parón para la economía tanto a nivel microeconómico como macroeconómico. Lo que esta claro es que se avecina una crisis importante que puede afectar seberamente a las empresas, y con mayor fuerza a las pequeñas y medianas (pymes).

Bienvenidos al mundo VUCA (Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity). Desde nuestro punto de vista, nada puede definir mejor la situación que estamos y estaremos viviendo en las empresas en el futuro. En este artículo os queremos aportar algunas herramientas que no hacen más que responder a estos problemas:

  • Volatilidad
  • Incertidumbre
  • Complejidad
  • Ambiguedad

Cuando empieza una crisis nadie conoce los efectos que puede tener sobre nuestro negocio, hecho que provoca situaciones de mucho estrés, descontrol y pánico. Todos los empresarios tienen el mismo objetivo en estos momentos:

“Mantener a su negocio en pie y seguir ganando dinero en un futuro”.

Pero tener un objetivo no lo es todo.

 

Algunos tips que te pueden ayudar a la hora de tomar estas primeras decisiones (en el muy corto plazo):

 

1. Acciones a corto muy corto plazo

“Actuar sin pensar es como disparar sin apuntar”

 

 

Está claro que hay que actuar rápido con todas aquellas acciones que estén en nuestras manos. Actuar rápido nos reducirá el impacto de la crisis. Las actuaciones que sueles llevar a cabo las empresas en este momento son las reducciones de personal, la parada de inversiones, la solicitud de financiación, la puesta en marcha de políticas de retraso de pagos a proveedores, etc. Ninguna de estas acciones es mala por si sola pero es recomendable que antes de actuar planifiquemos. Es necesario plantear qué pasará después de cada acción que tome en este momento. En definitiva, es muy importante que aunque el tiempo vaya en nuestra contra, nos tomemos un tiempo para planificar las acciones.

Lo importante en este punto es pensar que si queremos que la empresa siga operativa en un futuro no estropeemos todo lo que hemos construido hasta el momento.

Planificar

 

Para y planifica, y después actúa.

 

2. Conocer tu estructura actual

Cuando los ingresos se reducen drásticamente, la liquidad de la empresa puede estar en riesgo. Es cuando será necesario poner acciones de reestructuración empresarial en marcha.

¿Conoces tu negocio lo suficiente como para poner en marcha acciones de reestructuración?  

Es importante que estas acciones de reestructuración se pongan en marcha después de conocer en detalle al estructura de tu negocio:

  • Estructura de Costes: Cuando ponemos en marcha un plan de reestructuración solemos empezar por el recorte en gastos. Para ello es imprescindible que listes todos los costes que tiene la empresa (todos!) y los clasifiques entre prescindibles e imprescindibles. Todos aquellos que hayas clasificado como imprescindibles es interesante que los revises 2 veces, piensa estretégicamente porque son imprescindibles, y replanteate tu primera decisión. Cuando tengas una lista definitiva de costes prescindibles pon en marcha un plan de acción. La idea es ir a reducir al máximo los costes sin poner en jaque a tu negocio, pero si que redimensionandolo al nivel de actividad que se espera.
  • Estructura de Ventas: Analiza cómo se generaban tus ventas hasta antes de la crisis, qué estacionalidad tenías, qué ventas te generaba cada cliente, precios por artículo y cliente, evolución de los precios en los últimos años, promociones aplicadas, etc. Solo teniendo claro de donde vengo en cuanto a ventas podré hacer previsiones de posibles escenarios futuros. 
  • Resultado por área de negocio: En el caso de que tu negocio esté compuesto por más de una área de negocios, es ahora más importante que nunca que cuentes con una contabilidad analítica que te permita conocer dónde ganas y dónde pierdes dinero. [Hablaremos de ello en un post que pronto publicaremos]

 

3. Posibles escenarios futuros

“¿Cómo estará el mercado tras el COVID19?”

 

El futuro es impredecible, nadie saber con certeza como evolucionará la economía, y aun menos, nadie te puede decir cómo ser verán afectadas tus ventas, tus cobros, tu financiación. Pero no todo es negro… Vamos a poner un poco de luz al final del túnel.

No conocemos el futuro, pero si que conocemos la empresa anterior a la crisis, y podemos dibujar diferentes escenarios posibles sobre lo que va a ocurrir.

¿Cómo evolucionarán las ventas? Conociendo mi estructura actual de ventas, mi cartera de clientes, conociendo a los clientes, puedo imaginarme diferentes escenarios en los cuales se pueda encontrar mi cliente en el futuro.

Se trata de llevar a cabo estos escenarios, optimistas, pesimistas, menos pesimitas, etc. Tantos como sea necesarios. La finalidad es poder dibujar posibles puntos donde mi empresa pueda encontrarse en un futuro, y con ello dibujar un plan de acción progresivo, del cual vayan saliendo acciones a medida que se vaya clarificando el futuro. Lo que ya se comentaba anteriormente, actuar con un plan.

Viendo la evolución de mis posibles ventas futuras, será el momento de empezar a innovar, reinventar mi producto, reinventar la forma de vender, crear un plan de marketing que me permita llegar a otros clientes potenciales, etc.

4. Cashflow

¿Qué pulmón tienes de cash y cómo evolucionará?

 

 

En la situación actual, los ingresos se reducen drásticamente, pero las obligaciones de pago siguen en pie. Todo negocio requiere de un pulmón financiero para garantizar la continuidad de la actividad.

En este punto en el que nos encontramos, lo importante es planificar las necesidades de cash y poder solicitar a los bancos la financiación necesaria para poder mantener a flote el negocio en los próximos meses. Es primordial que antes de dar este paso conozcas muy bien la situación esperada de cash en los próximos meses, la cual estará ligada a los escenarios de negocio que hayas planteado en el punto 3 de este artículo.

Cuando hablamos de cash es importante tener en cuenta que hay que actuar con tiempo, no es recomendable empezar a pedir el cash cuando lo necesito para hoy, una visibilidad a futuro es lo que va a salvar a tu negocio de situaciones de estrés futuro.

 

Puede parecer que los tips anteriores son ciencia ficción, son imposibles de poner en marcha… Pero os aseguramos que hay fórmulas para llevarlos a cabo que pueden ayudar a tu empresa. Nuestra experiencia previa en situaciones de crisis y reestructuración empresarial en varios sectores puede ayudarte a encontrar esa luz al final del túnel. No dudes en ponerte en contacto con nosotros lo antes posible para recibir la ayuda que tu negocio se merece.

Los datos de contacto son los siguientes:

susanna@aantalfinance.com

aantalfinance.com

673.00.35.41

 

Tips corto plazo

Comparte el post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email